Valencia, 1 de febrero de 2018

Desde la Interagrupació Falles de Valéncia queremos en primer lugar, solidarizarnos y dar nuestro total apoyo a la Falla Alameda Avenida Francia.

Queriendo manifestar, con el mayor de los respetos a cualquier colectivo o asociación vinculada o no a las fallas o nuestra ciudad, que debemos entender y disfrutar de las fallas en clave de falla. Estas nacieron desde la crítica, desde el humor y la sátira. Son fruto del ingenio y la gracia de nuestros artistas, críticas con sus propios artífices y convecinos, fiel reflejo cada año de la sociedad en que les toca vivir. Así nacieron, y así creemos que deben seguir siendo por el paso de los años.

Sin estos ingredientes las fallas no serían fallas, las convertiremos en otra cosa, en otro arte, pero no el nuestro. Las fallas son una tradición, un patrimonio que nos viene heredado de nuestros ancestros, y aunque sólo fuera por respeto a ellos, no podemos renunciar a mantener viva esa esencia. Las fallas son un resumen del año plagado de ‘pillería’, de ironía, de esa socarronería e ingenio tan valenciano, que las hace únicas.

Cualquier ninot (figura) o falla plantada, tiene que entenderse desde el punto de vista fallero, comprenderlas en su contexto. Las fallas, son fallas, y únicamente así deben ser entendidas. No hay que interpretar nada más allá de lo que es propiamente la falla. Renunciar a ese carácter crítico y burlesco, a la libertad creativa de nuestros artistas, a su libertad de expresión, sería renunciar a la esencia propia de la falla.

Con el mayor de los respetos a cualquier pensamiento,ideología o creencia, las fallas son desde sus inicios ejemplo de libertad y pluralidad.

Cualquier casal fallero es un claro ejemplo de ello. Quien entra y los conoce, podrá comprobar en primera persona que desde sus máximos representantes, al último de sus falleros, son ejemplos claros de un asociacionismo fruto de una democracia participativa moderna y plural. Las fallas son baluartes de diversidad, de igualdad. Las fallas son respeto, educación, cultura y tradición, transmitida de generación en generación en beneficio de nuestra sociedad.

Invitamos a cualquier vecino o foráneo a entrar y conocer los casales, a vivir y entender la fiesta desde dentro, a trabajar con nosotros en pro de una ciudad, una fiesta, que tiene en la cultura y tradición de su ciudad sus principios fundamentales.

Por todo ello, entendemos y mostramos nuestro apoyo a un ninot en concreto, y a todos en general, expuestos en la Exposición del Ninot 2018 y que plantados en las fallas de Valencia, reflejen estos principios y muestren el espíritu de la fiesta, que sin ella, sin su respeto crítico, sin su ingenio y gracia, perdería no sólo la esencia de la falla, perderíamos parte de nuestra cultura como pueblo.

Jesús Hernández Motes
Presidente Interagrupación de Fallas de Valencia